Traductor

    Translate from:

    Translate to:

Vitrectomía

 

¿Qué es la cirugía de vitrectomía?
La cirugía de vitrectomía es un procedimiento a través del cual, se accede a la cavidad vítrea (espacio interior y de mayor dimensión dentro del ojo) a fin de retirar la totalidad o parte del humor vítreo, por encontrarse este elemento opaco, enfermo o traccionando la retina (capa en la que se encuentran las células visuales y que es vital para la visión).

Esta cirugía ha permitido que muchos pacientes que hace algunos años perdían irremediablemente la visión en la actualidad puedan mantenerla o recuperarla a niveles muy satisfactorios.

¿Cómo se realiza esta cirugía?
Se realiza a través de anestesia local, general o mixta y con frecuencia no requiere ingreso en la clínica, es decir es ambulatoria. El cirujano observa a través de microscopio e ingresa al ojo a través de tres mini incisiones, que le permiten introducir una variedad de pequeños y sofisticados instrumentos. Con frecuencia se requiere del uso de gases expansibles, que actúan en forma transitoria y que obligarán al paciente a adoptar una determinada postura durante el post-operatorio. La intervención puede demorar desde 30 minutos en vitrectomías simples hasta 3 o más horas en vitrectomías más complejas

¿Cuándo es necesaria una vitrectomía?
Sus indicaciones son múltiples, siendo las más frecuentes:

  • Complicaciones de la retinopatía diabética (hemorragias vítreas, desprendimientos traccionales, etc.)
  • Desprendimientos retinales complicados.
  • Heridas oculares o traumatismos.
  • Enfermedades de la mácula (membranas traccionales, agujeros maculares, etc.).
  • Inflamaciones intraoculares severas.
  • Tratamiento de malformaciones, tumores o inflamaciones retino-coroideas….
  • Complicaciones de la cirugía de catarata, etc.

En alguno de estos casos su indicación es de urgencia.

¿Cuales son los cuidados Pre-operatorios?
Habitualmente, previa a la cirugía y con un completo examen oftalmológico, se evalúa además la salud general del paciente a través de exámenes de laboratorio y con interconsultas a otros especialistas cuando es necesario. El día de la intervención el paciente requiere de un ayuno de 6 horas y debe presentarse a la clínica llevando todos los exámenes tanto oftalmológicos como generales que se le hayan solicitado.

Salvo casos especiales no requiere de otros cuidados preoperatorios.

¿Cuales son los cuidados Post-operatorios?
El período postoperatorio por lo general, no es doloroso. Inicialmente el paciente no ve bien, debido al uso de gases expansibles, aire o aceite de silicona para manipular la retina. Su finalidad es mantener la retina en su posición, ya sea de forma temporal, mientras se produce la cicatrización, o definitivamente en casos más complicados. Esto obligara al paciente a mantener una determinada posición, frecuentemente boca abajo y su duración es variable, pudiendo ir desde algunos días (lo más frecuente), hasta algunas semanas (en casos complejos).

El uso de colirios (gotas oftalmológicas) así como algunos antiinflamatorios y antibióticos por vía oral es frecuente. Es de suma importancia que el paciente cumpla estrictamente las indicaciones del médico para obtener los resultados esperados de la cirugía.

En algunos casos se requieren visitas de seguimiento durante el primer mes, que se harán menos frecuentes en los meses siguientes de acuerdo al progreso individual de cada paciente.

La mejoría visual ocurre paulatinamente, varias semanas, incluso meses, después de la operación. Es importante recordar que la recuperación visual que se consiga será proporcional al daño existente antes de la operación.